Práctica clínica de la enfermería basada en evidencias científicas

  • Antonio Arribas Cachá

Resumen

Asentar la toma de decisiones clínicas en sólidas evidencias científicas constituye una exigencia y una necesidad para todas las disciplinas científicas, no sólo para la Enfermería, en las sociedades modernas y desarrolladas, como la nuestra.

En los últimos años, la gestión y atención al cuidado de la salud de la población ha sido más compleja por diversos factores como el continuo avance de la ciencia, la influencia de los cambios sociales de la configuración de las poblaciones o el acceso continuo de la población a información de manera indiscriminada a través de las nuevas tecnologías, redes sociales e Internet, lo que ha supuesto el deseo de adoptar un rol más activo en la toma de decisiones en relación a la salud.

Las ciencias de la salud son muy dinámicas, se encuentran en permanente cambio, por lo que los profesionales sanitarios requieren actualizar sus conocimientos para atender adecuadamente las necesidades de atención a la salud y a la enfermedad de la población que atiende, de manera efectiva y segura.

Esta situación explica como las enfermeras deben utilizar la Enfermería Basada en la Evidencia (EBE) como herramienta para mejorar la eficacia de nuestras prácticas.

La EBE se plantea ante la necesidad de las enfermeras de conocer el grado de certeza o incertidumbre en que se basan los cuidados que prestan a su población y en qué medida las nuevas investigaciones de calidad pueden incrementar la evidencia de la práctica clínica enfermera.

Sin embargo, conseguir y mantener con los estándares necesarios de calidad el cumplimiento efectivo y completo de la práctica clínica de la Enfermería basada en evidencias científicas es una tarea compleja, sobre todo porque en su consecución es necesario contemplar cuatro elementos básicos interrelacionados que constituyen los eslabones o fases de la cadena o el ciclo de calidad en la utilización de la evidencia científica en la práctica clínica de la Enfermería:

  1. Producción científica: Estudios de investigación clínica en Enfermería.
  2. Generación de recomendaciones clínicas: Trabajos de investigación para la generación de recomendaciones catalogadas para la práctica clínica de la Enfermería basadas en evidencia científica.
  3. Difusión de las evidencias científicas y recomendaciones para la práctica clínica: A través de guías de práctica clínica (GPC), sumarios y documentos específicos recopilatorios de evidencias.
  4. Aplicación de las evidencias clínicas en la práctica clínica: Elaboración, revisión y adaptación de los protocolos para la práctica clínica a las evidencias científicas, establecimiento de estándares de calidad, etc.

LA INVESTIGACIÓN CLÍNICA EN ENFERMERÍA está constituida por trabajos y estudios de investigación específicamente diseñados y desarrollados para profundizar en el conocimiento de cuestiones concretas directamente relacionadas con el ejercicio de la práctica clínica de la Enfermería. Intentan aportar respuestas a dudas y cuestiones específicas planteadas en relación de la práctica clínica de la Enfermería.


La investigación clínica en Enfermería proporciona la materia prima imprescindible para la generación de evidencias científicas en Enfermería.

En este sentido, es necesario mencionar el progresivo aumento de la participación de enfermeras en estudios y grupos de investigación en los últimos años, aunque esto no es suficiente. Es necesario seguir potenciando la participación de la enfermera en estudios de investigación, pero también es necesario elevar un peldaño más la exigencia en cuanto a las características de los estudios de investigación en los que participa la enfermera, sobre todo en relación a la calidad y el enfoque de los mismos:

- La calidad de los estudios de investigación, entendida en cuanto a las condiciones y características asociadas al diseño del estudio. Son las que van a servir para avalar el nivel de confianza de los resultados obtenidos y, por tanto, su impacto en la práctica clínica. Realizar estudios de investigación de calidad metodológica elevada, bien diseñados y ejecutados, permitirá obtener resultados útiles para generar evidencias con alto grado de recomendación.

- El enfoque y los objetivos de los estudios de investigación. Es fundamental que los estudios de investigación estén focalizados al ámbito de la práctica de la Enfermería. Es necesario que las enfermeras diseñen, elaboren y participen en estudio de investigación en Enfermería. La participación de la enfermera en equipos de investigación multidisciplinares con un enfoque biomédico, es necesaria, tanto porque los resultados obtenidos serán beneficiosos para la salud de la persona, y por tanto la enfermera debe colaborar en ese sentido, como por la necesidad de que las enfermeras signifiquen su aportación dentro del equipo multidisciplinar, sin embargo estos estudios, como los ensayos clínicos de fármacos, no aportan resultados útiles para la práctica enfermera, sino para la de otros profesionales.

Antonio Arribas Cachá

Publicado
2022-06-09
Cómo citar
Arribas Cachá, A. (2022). Práctica clínica de la enfermería basada en evidencias científicas. Conocimiento Enfermero, 5(16), 03-04. Recuperado a partir de https://www.conocimientoenfermero.es/index.php/ce/article/view/205